Home / Noticias / Aceleración del proceso de oposición en la EPO

Aceleración del proceso de oposición en la EPO

Desde el 1 de julio de 2016 los procedimientos de oposición serán más rápidos. En casos claros, la decisión en primera instancia será emitida dentro de los 15 meses desde que termina el plazo de oposición (9 meses desde la concesión de una patente europea). 

Esto supone una agilización respecto al procedimiento actual, donde su dilación conlleva una incertidumbre comercial que afecta tanto a propietarios de patentes como a sus competidores. 

Estos retrasos le han granjeado a la EPO críticas de diversos tribunales nacionales. Si bien están claramente establecidos los plazos para comenzar un procedimiento de oposición, en cambio no hay provisiones que regulen cuándo debe finalizar. 

El lento devenir de las oposiciones en la EPO perjudica principalmente a los propietarios de patentes de vida corta –las que suelen asociarse a productos tecnológicos con una rápida rotación en el mercado, siendo estos productos superados por alternativas o evoluciones a los pocos años de su aparición. 

Este contexto parece haber forzado a la EPO a modificar el procedimiento de oposición con el objetivo de emitir decisiones con mayor rapidez. 

Aunque la intención sea proporcionar una certeza legal a las partes y el público en un plazo más razonable, está por ver cómo funcionará esta reforma y si, efectivamente servirá para que la justicia sea más rápida. Si bien el propósito de la EPO es loable, parece que la agilización del procedimiento de oposición se hace a costa de los propietarios de las patentes, al menos en lo que respecta al tiempo que tienen para contestar la oposición: anteriormente 4 meses, con una extensión de 2 meses generalmente concedida si se solicitaba y con extensiones adicionales a menudo concedidas. Sin embargo, con el nuevo procedimiento, las extensiones al periodo inicial de 4 meses solo serán concedidas en casos excepcionales con la preceptiva petición sustanciada, esto independientemente de la diferencia en el plazo disponible para el oponente, que goza de 9 meses para presentar su oposición. 

Además, los cambios en el procedimiento de oposición solo se refieren a la parte en primera instancia. En efecto, no afectan a aspectos generales del procedimiento que juegan un papel de relevancia en la generación de retrasos. La reforma no toca procedimientos de recurso, lo que, teniendo en cuenta la acumulación de recursos en la EPO, significa que la mayoría de procedimientos de recurso seguirán añadiendo otros 3 o 4 años al total del procedimiento de oposición.  

 
Date de Alta en nuestro ABRIL INFORMA
Agente de la Propiedad Industrial Colegiado