Home / Noticias / El Abogado General del TJUE confirma que las tarjetas de los móviles pueden estar sometidas a la compensación equitativa por copia privada

El Abogado General del TJUE confirma que las tarjetas de los móviles pueden estar sometidas a la compensación equitativa por copia privada

El pasado 18 de junio salieron a la luz las conclusiones del Abogado General, Pedro Cruz Villalón, en relación con el asunto que enfrenta a Nokia Danmark con Copydan Båndkopi , entidad de gestión danesa que representa a los titulares de derechos sobre obras sonoras y audiovisuales, sobre el pago del canon por copia privada respecto de las tarjetas de memoria de teléfonos móviles, y que ha dado lugar al Asunto C‑463/12.

La principal cuestión que plantea el litigio principal es si el canon por copia privada que establece la normativa nacional controvertida, destinado a financiar la compensación equitativa que exige el artículo 5, apartado 2, letra b), de la Directiva 2001/29 como contrapartida de la excepción al derecho exclusivo de reproducción de los titulares de derechos, puede percibirse respecto de las tarjetas de memoria de teléfonos móviles, así como el hecho de que se dichas tarjetas estén sometidas a dicha compensación y no lo estén otros dispositivos como los reproductores MP3 o iPods.

Así, como consecuencia de las cuestiones prejudiciales planteadas, tal y como indica el Abogado General en sus conclusiones, el TJUE tendrá que dar debida respuesta a cuestiones como si el canon por copia privada puede percibirse respecto de las reproducciones autorizadas por los titulares de derechos a cambio de una retribución, la de si tal canon puede percibirse respecto de las reproducciones para uso privado realizadas a partir de fuentes pertenecientes a terceros o a partir de fuentes ilícitas, la de si la existencia y/o utilización de medidas tecnológicas de protección eficaces influyen a este respecto, y la de si los Estados miembros pueden percibir el canon por copia privada en caso de que el perjuicio causado a los titulares de derechos sea mínimo.

De momento, el Abogado General  ha llegado a la conclusión de que el artículo 5, apartado 2, letra b), de la Directiva 2001/29 debe interpretarse en el sentido de que no se opone, en principio, a la normativa de un Estado miembro que establece la percepción de un canon por copia privada, destinado a financiar la compensación equitativa, respecto de las tarjetas de memoria de teléfonos móviles, siempre que se garantice el justo equilibrio que debe mantenerse entre las diferentes categorías de titulares de derechos y los usuarios de prestaciones protegidas y que, por tanto, exista un nexo entre tal percepción y el uso que se presume de esas tarjetas de memoria con fines de reproducción a título privado, siendo irrelevante a este respecto la función principal o más importante de esas tarjetas.

Igualmente, entiende que someter al canon por copia privada las tarjetas de memoria de teléfonos móviles y excluir del mismo los dispositivos inamovibles integrados en aparatos o equipos concebidos especialmente y utilizados principalmente como dispositivos de reproducción con fines privados como los MP3 o iPods, sin que la exclusión esté justificada objetivamente, va en contra de la Directiva 2001/29.

Y ello, con independencia de que se utilicen o no utilización de medidas tecnológicas de protección eficaces de los archivos de obras protegidas, que las reproducciones en cuestión causen un perjuicio mínimo a los titulares de derechos, o el pago sea realizado por los fabricantes e importadores de los dispositivos de reproducción, siempre que tales fabricantes e importadores puedan repercutir efectivamente el canon a los usuarios que adquieran esos dispositivos con fines de copia privada u obtener la devolución del mismo cuando esos dispositivos se adquieran con fines manifiestamente distintos al de la copia privada.

Por último, llega a la conclusión que dicha Directiva se opone a fijar un canon a respecto de las reproducciones para uso privado realizadas a partir de una fuente ilícita o que hayan sido específicamente autorizadas por los titulares de derechos y hayan dado lugar, por ello, al pago de una retribución o a cualquier otra forma de compensación equitativa.

Pincha aquí para acceder al texto íntegro de las conclusiones

Date de Alta en nuestro ABRIL INFORMA
Agente de la Propiedad Industrial Colegiado