Home / Noticias / El uso de los enunciados generales en Marcas Nacionales y Comunitarias

El uso de los enunciados generales en Marcas Nacionales y Comunitarias

El 19 de Junio de 2012 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha publicado la Sentencia sobre la cuestión prejudicial que plantea el uso de los enunciados generales de la clasificación de Niza en las Marcas Comunitarias y Nacionales de los países de la Unión Europea.


La Sentencia el Tribunal responde a las cuestiones planteadas de la siguiente manera:

  • La Directiva 2008/95 debe interpretarse en el sentido que exige que los productos o los servicios para los que se solicita la protección de la marca sean identificados por el solicitante con suficiente claridad y precisión, de modo que permita a las autoridades competentes y los operadores económicos determinar sobre esa única base la amplitud de la protección solicitada;
  • La Directiva debe interpretarse en el sentido de que no se opone a la utilización de las indicaciones generales de los títulos de las clases de la Clasificación de Niza a fin de identificar los productos y servicios para los que se solicita la protección de la marca, siempre que esa identificación sea suficientemente clara y precisa;
  • El solicitante de una marca nacional que utilice todas las indicaciones generales del título de una clase específica de la Clasificación de Niza a fin de identificar los productos o servicios para los que insta la protección de la marca debe precisar si su solicitud comprende todos los productos o servicios enumerados en la lista alfabética de esa clase o solo algunos de esos productos o servicios. En caso de que la solicitud solo tenga por objeto algunos de esos productos o servicios el solicitante está obligado a precisar los productos o servicios comprendido en esa clase que quiere designar.

A raíz de esta sentencia, la Oami ha emitido un comunicado en virtud del cual las solicitudes presentadas a partir del día 21 de junio usando el enunciado general de las clases deben ir acompañadas de un documento en el que se manifiesta la voluntad del solicitante de proteger todos los productos o servicios comprendidos en esa clase, precisando así que la solicitud comprende todos los productos enumerados en la lista alfabética de la clase. Si no se presenta dicho documento con la solicitud se entenderá que la marca protege los productos o servicios enumerados en sentido literal.

Esta medida de la OAMI parece ser que es transitoria mientras estudia junto con el resto de oficinas europeas la forma correcta de interpretar la sentencia, que como se puede observar no es demasiado clara.

Date de Alta en nuestro ABRIL INFORMA
Agente de la Propiedad Industrial Colegiado