Home / Noticias / Google ha sido sancionado por la Agencia Española de Protección de Datos al pago de 900.000€ de multa

Google ha sido sancionado por la Agencia Española de Protección de Datos al pago de 900.000€ de multa

La Agencia Española de Protección de Datos ha impuesto a Google tres sanciones de 300.000€ por haber cometido tres infracciones graves en el tratamiento de los datos de carácter personal tras la modificación en 2012 de su Política de Privacidad.

Tras la inspección realizada, la Agencia ha considerado que Google recopila información personal a través de casi un centenar de servicios que ofrece en España, sin proporcionar en muchos casos una información adecuada sobre qué datos se recogen, para qué fines se utilizan y sin obtener un consentimiento válido de sus titulares.

En palabras textuales de la Agencia, “Google cuando informa utiliza una terminología imprecisa, con expresiones genéricas y poco claras que impiden a los usuarios conocer el significado real de lo que se plantea, utilizando términos como “podremos”, “podrá”, “podrán” o “es posible”, lo que implica según la Agencia una política de privacidad indeterminada y poco clara.”

Esta información no adecuada sobre las finalidades para la que van a ser tratados los datos trae como consecuencia que la Agencia Española de Protección de Datos considere que el consentimiento informado exigido nos sea válido.

Además, la Agencia considera que Google trata los datos para múltiples finalidades en la prestación de sus diversos servicios que no quedan claramente determinados, vulnerando el principio de calidad respecto del uso de los datos para fines distintos para los que inicialmente fueron recabados. Como consecuencia de esta combinación de usos, según la Agencia “Google se sirve de una tecnología sofisticada que sobrepasa la capacidad de la mayoría de los usuarios para tomar decisiones conscientes sobre el uso de su información personal por lo que, en la práctica, pierden el control sobre la misma”

También la Agencia considera que el plazo de conservación de los datos personales que realiza Google es indeterminado e injustificado, contraviniendo nuevamente el principio de calidad que exige que se proceda a la cancelación de los datos cuando estos dejan de ser necesarios para la finalidad que determinó su recogida.

Por último respecto al ejercicio de los derechos ARCO (Acceso, Rectificación, Cancelación y Oposición) la Agencia considera que Google obstaculiza e impide el ejercicio de estos derechos obligando a los ciudadanos a recorrer un número indeterminado de páginas, dispersas en varios enlaces, que no están disponibles para todos los tipos de usuarios y, en ocasiones, con denominaciones que no siempre hacen referencia a su objeto.

 

Date de Alta en nuestro ABRIL INFORMA
Agente de la Propiedad Industrial Colegiado