Home / Noticias / ¿Cómo estamos en la UE en la lucha contra las falsificaciones? Informe de situación elaborado por la EUIPO y la EUROPOL

¿Cómo estamos en la UE en la lucha contra las falsificaciones? Informe de situación elaborado por la EUIPO y la EUROPOL

Autor Fernando Ortega Sanchez

El pasado mes de Junio se hizo público el Informe sobre el estado de la piratería y las falsificaciones en la UE en 2017, y que una vez más ha partido de la iniciativa conjunta de la EUROPOL y la EUIPO, con el respaldo de otras instituciones como la Comisión Europea.

EUROPOL y EUIPO coinciden en que los delitos contra la propiedad intelectual e industrial siguen siendo motivo de preocupación por las importantes pérdidas que producen y los perjuicios que para los consumidores pueden derivarse. La rentabilidad que arroja y la escasa relevancia de las sanciones que en general los diferentes sistemas jurídicos de los Estados Miembros prevén y/o la falta de sensibilidad algunos órganos judiciales que siguen siendo reticentes a aplicar sanciones penales a esta clase de delitos, contribuyen a que aparezca como una actividad atractiva para los grupos criminales organizados.

Como también recoge el Informe, no es nuevo el hecho contrastado de que este tipo de prácticas delictivas suelen aparecer vinculadas (de manera más o menos accesoria) a otras tales como el tráfico de drogas, trata y/o explotación de seres humanos, blanqueo de capitales y evasión fiscal, quedando afectados no solo el patrimonio de los titulares de derechos sino también el del conjunto de la sociedad, debiendo conducir a adoptar una mayor altura de miras a la hora de concebir el problema de la piratería.

Se destaca el incremento de las pequeñas transacciones en mercados virtuales u online, recurriéndose en estos casos de manera prácticamente sistemática al envío de las mercancías infractoras por paquetería postal. 

En cuanto a la entrada de grandes envíos en la UE, se ha podido comprobar que los infractores están apostando por el transporte ferroviario entre China y la UE, que permite lograr una reducción de los plazos (un envío de Pekín a Londres puede tardar 18 días si se hace por tren, es decir la mitad de tiempo que tardaría un envío marítimo).

El empleo de redes sociales por parte de estas organizaciones como escaparate para promocionar las falsificaciones es igualmente una constante y se espera que con el paso del tiempo sea más frecuente, lo que sugiere implementar políticas activas de vigilancia también en este área.

China sigue apareciendo como el primer país productor de mercancía pirata y Hong-Kong como el principal punto de tránsito, mientras que países como Turquía en conexión con Bulgaria y Bélgica destacan por la comercialización de etiquetas y packaging falsos. El estudio realizado muestra que, si bien los productos se fabrican fuera de las fronteras de la UE, la logística tiene lugar dentro. 

Expresamente se cita el puerto de Tánger como una preocupación creciente, habida cuenta los trabajos de ampliación que vienen realizándose para aumentar su capacidad. Puede suponer un paulatino desvío de mercancías a dicho puerto, de manera tal que podría llegar a convertirse en uno de los principales puntos de entrada de falsificaciones a la EU por su proximidad geográfica con España. Ello sugiere reforzar los puntos aduaneros españoles y extremar la vigilancia principalmente en los puertos del Sur de España.

La experiencia acumulada ha permitido igualmente afirmar que la detención en frontera de las falsificaciones sigue siendo la medida más efectiva, para lo cual las aduanas comunitarias están legitimadas conforme al Reglamento CE 608/2013 relativo a la vigilancia por parte de las autoridades aduaneras del respeto de los derechos de propiedad intelectual, viéndose igualmente ampliado su haz operativo con motivo del Reglamento CE 2015/2424 que modifica determinados aspectos de la normativa sobre marcas comunitarias y que reconoce la necesidad de permitir a los titulares de marcas impedir el tráfico de mercancías falsa aún en régimen de tránsito.

En el apartado digital se pone el acento en las emisiones de televisión y las plataformas de contenidos digitales piratas, que suponen un reto para las autoridades comunitarias que luchan contra la infracción de derechos de propiedad intelectual e industrial por los conocimientos tecnológicos que se requieren. La desmantelación en España de una red criminal que empleaba decodificadores piratas importados de China para ofrecer acceso a canales de televisión de pago, es una operación que se cita como ejemplo de operaciones policiales exitosas.

D. Antonio Campinos (representando a la EUIPO) y D. Rob Wainwright (por parte de Europol) volvieron a insistir durante la presentación del Informe en la necesidad de seguir mejorando la cooperación entre los distintos agentes implicados y las políticas de concienciación, en aras a asegurar mejores resultados en la lucha contra las falsificaciones y la piratería.

El informe puede consultarse íntegramente aquí 

Date de Alta en nuestro ABRIL INFORMA
Agente de la Propiedad Industrial Colegiado