Home / Noticias / Modificaciones de la Ley de Competencia Desleal

Modificaciones de la Ley de Competencia Desleal

Como cambios más relevantes caben destacar la ampliación del ámbito objetivo siendo aplicable también a los actos desleales realizados antes, durante o después de una operación comercial o contrato, se celebre o no.
La cláusula general ha sido ampliada  tipificando como desleales todo un elenco de conductas que el legislador considera pueden afectar a la capacidad de decisión de los consumidores. En la misma se alude por primera vez en una norma al concepto de consumidor medio. Esta clase de consumidor será el referente para determinar la existencia o no de ánimo concurrencial, si bien la ley también contempla la posibilidad de abordar el referido análisis teniendo en cuenta la reacción de un consumidor medio dentro de un concreto grupo de consumidores que pueda ser especialmente vulnerable.
Se ha eliminado el artículo referido al ámbito territorial, con el fin de alinear la norma nacional con los principios comunitarios que rigen el mercado comunitario. El régimen jurídico de los actos de engaño, omisiones engañosas, prácticas agresivas, actos de comparación, actos de imitación y de publicidad ilícita ha sido ampliado, con la intención de condensar todos los actos susceptibles de ser calificados como desleales en una única norma. Se ha incluido un nuevo Capítulo, el III, para regular las prácticas comerciales desleales, engañosas, señuelo, promocionales engañosas, engañosas sobre la naturaleza y propiedades de los bienes o servicios, su disponibilidad y los servicios postventa, venta piramidal, prácticas comerciales encubiertas, prácticas agresivas por coacción, acoso y en relación con los menores, todas ellas con efecto en los consumidores o usuarios.
La publicación de la sentencia pasa a contemplarse como una consecuencia de la condena separada de la acción de resarcimiento de los daños y perjuicios y se incluye la posibilidad de una declaración “rectificadora”. Los supuestos de legitimación activa también han sido consecuentemente ampliados.
Asimismo, se modifica la prescripción para el ejercicio de acciones por competencia desleal, de forma que el dies a quo pasa a ser a partir de la finalización de la conducta  desleal, haciéndose eco, el legislador, de la doctrina de “los actos continuados” desarrollada por el TS y aplicada por nuestros Tribunales.
Por último, destacar el fomento de los códigos de conducta. Así, cuando se trate de actos de engaño y el responsable de la conducta esté adherido a algún organismo de autocontrol será obligatorio instar ante el órgano de control la cesación o rectificación del acto con carácter previo al ejercicio de la acción judicial.

Date de Alta en nuestro ABRIL INFORMA
Agente de la Propiedad Industrial Colegiado