Home / Noticias / Patentes de software en EEUU: Consecuencias del caso Alice v.CLS Bank

Patentes de software en EEUU: Consecuencias del caso Alice v.CLS Bank

El pasado mes de junio, el Tribunal Supremo de EEUU emitió una decisión unánime sobre la disputa de patentes existente entre las empresas Alice Corp. v. CLS Bank International, relacionada con varias patentes pertenecientes al ámbito del software. En su decisión, el Tribunal sostuvo que varias patentes relacionadas con plataformas informáticas para la eliminación de riesgos financieros no eran patentables, por estar referidas a “conceptos abstractos”, estando por tanto excluidas de patentabilidad de acuerdo a la ley de patentes del país. El Tribunal basó su decisión en que dichas patentes se referían únicamente a conceptos genéricos implementables por ordenador, pero cuya realización carecía de suficiente carácter técnico.

En respuesta a la decisión del Tribunal, la Oficina de Patentes y Marcas de EEUU (USPTO) ha cursado una modificación de directrices de examen a los examinadores de patentes, que deberá seguirse a partir de ahora para evaluar la patentabilidad de las invenciones implementadas en ordenador. Bajo estas nuevas directrices,  los examinadores de patentes deberán realizar un análisis en dos partes para la evaluación de patentabilidad de este tipo de invenciones donde, en primer lugar, se determinará “si cada invención reivindicada comprende alguna referencia a una idea abstracta”. En dicho caso, los examinadores deberán determinar posteriormente si la invención reivindicada, tomada en su globalidad, supone una contribución técnica que vaya "más allá de la idea abstracta en sí misma".

Desde la publicación de la decisión del caso Alice y de las nuevas directrices de examen, la USPTO y los tribunales inferiores de EEUU han rechazado un gran numero de invenciones implementadas en ordenador, en lo que parece apuntar a una práctica más restrictiva frente a este tipo de solicitudes de patente en el país. Ello hará que las patentes referidas puramente a software, implementaciones informáticas y métodos de negocio sean más fácilmente anulables bajo el sistema americano. Sin embargo, es muy dudoso que otro tipo de invenciones implementadas por ordenador, tales como invenciones que mejoran el funcionamiento de equipos físicos (mecánicos, electrónicos, etc.) caigan también bajo esta doctrina. Del mismo modo, las invenciones basadas en software que proporcionan mejoras en otros campos técnicos, y que no se consideren referidas a ideas abstractas, también podrán ser elegibles para su protección por patente. En todo caso, desde la decisión del Tribunal Supremo las repercusiones del caso Alice se siguen sucediendo, por lo que su impacto final sobre la práctica de patentes de EEUU continuará perfilándose a lo largo de los próximos meses.

Date de Alta en nuestro ABRIL INFORMA
Agente de la Propiedad Industrial Colegiado