Home / Noticias / Uso de marcas denominativas

Uso de marcas denominativas

Es sabido que una marca denominativa puede ser objeto de reproducción de muy diversas maneras (en cualquier forma, en cualquier color o tipo de fuente). También es conocido que la normativa comunitaria en materia de marcas permite que el titular de la marca introduzca variaciones en la reproducción del signo, pero sin que su carácter distintivo se vea alterado.

En base a esa premisa legal, en su sentencia del 28 de junio de 2017 (asunto T-333/15), el Tribunal de Primera Instancia ha declarado en un caso derivado de un procedimiento de oposición, en el que se exigió al titular de la marca oponente acreditar uso efectivo (conforme al artículo 42 CE, del Reglamento 207/09), que no podía considerarse efectivamente utilizada la marca (denominativa) debido a que se había hecho uso de ella acompañada de una serie de elementos adicionales que alteraban su distintividad.

La demandante, National Nederlanden Nederland BV, presentó un registro internacional (designando la EUIPO) de la marca denominativa "NN". La empresa española JOSEL, S.L. se opuso con su marca denominativa previa “NN”. La primera segunda a petición de la primera tuvo que presentar pruebas de uso de la marca (previa). Las pruebas que aportó JOSEL demostraron que está utilizando su marca registrada (previa) "NN" acompañada siempre de diferentes elementos. Entre otros, el elemento denominativo "Núñez I Navarro":

En el caso de autos, el Tribunal de Primera Instancia declaró que procedía señalar que, aun cuando la reproducción del elemento denominativo «nn», que constituye la marca anterior, dentro de los signos utilizados en la prueba pudiera, en principio, ser suficiente para demostrar un uso efectivo de la marca anterior con respecto a los servicios de que se trata, no es el caso si las modificaciones y adiciones de los documentos aportados como prueba, como se indica en el apartado 35 supra, tienen un carácter distintivo intrínseco que altera el carácter de dicha marca y, como consecuencia de ello, significa que la marca ya no sería reconocida como tal dentro de los diferentes elementos utilizados.

Aunque el artículo 15.1.a) del Reglamento CE 207/2009 admite situaciones en las que una marca nacional o comunitaria anterior se utilice en el comercio en una forma ligeramente distinta de la forma en que se registró, el Tribunal consideró en este caso que la adición del elemento verbal «Núñez i Navarro» a la marca anterior modifica su carácter distintivo. Por consiguiente, el Tribunal de Justicia corroboró la Decisión de la Sala de Recursos de la EUIPO, que había rechazado la oposición sobre estas mismas bases.

Pincha aquí para acceder a la sentencia 

Date de Alta en nuestro ABRIL INFORMA
Agente de la Propiedad Industrial Colegiado