Ignacio Temiño, socio de Abril Abogados, habla para Expansión sobre los insultos que se convierten en marcas.

Lee el artículo completo aquí